moncayo

MONCAYO

Posted on

El Moncayo es la montaña más alta del Sistema Ibérico. Un macizo que alcanza en su cumbre más alta los 2.314,30 m. de altitud, siendo uno de los picos más relevantes de la Península Ibérica. Desde 1978, la montaña y sus alrededores son “Parque Natural de la Dehesa del Moncayo” con una superficie actual protegida de 9.848 hectáreas.

En la vertiente aragonesa de la montaña se halla el Santuario de Nuestra Señora del Moncayo, de donde parten muchas excursiones a su cima, y a no mucha distancia, el Monasterio de Veruela, del siglo XII, donde Gustavo Adolfo Bécquer se inspiró. En el lado que da a Ólvega, Antonio Machado ubicó algunas de sus obras, como “Los hijos de Alvargonzález” y se inspiró para su poesía.

En invierno, cuando el frío aprieta, aparece un manto blanco y regala la mejor de las imágenes que ofrece ésta comarca de sierras y valles.

El Moncayo, más hermoso que nunca, presenta la mejor de sus miradas y el rojo intenso de los campos se funde con el azul del cielo y el blanco puro de la nieve en la cumbre. El verde más intenso lo ofrece el monte, con robledales y encinares que cubren al completo las laderas.

Como si de un padre e hijo se tratara, el Moncayo nos dirige la mirada hacia el Madero (1652 metros de altitud), cadenas de sierras de montañas que enmarcan el redondo de la llanura. Al otro lado la Sierra de Toranzo (1614 metros de altitud) es el punto más alto del término municipal. Este punto sirve además como punto divisorio del término de Ólvega con las localidades de Borobia y Noviercas. Sin dejar los tesoros naturales, el monte Hacho (1293 metros de altitud) es un lugar próximo al molino de Almagre. Es un monte emblemático de la localidad, donde los encinares lo cubren hasta la cima.

Abunda la roca caliza y en su día se extraían éstas piedras para la cal. La comarca está bañada por varios ríos, siendo los principales el Araviana, que vierte sus aguas en el Duero, y el río Queiles que las conduce al río Ebro.